Desde China con amor

trazovillena.com

20 mar Desde China con amor

Foto: Jesús RuizHuá y Yuheng son los protagonistas de una historia de amor, sellada con cuño medieval. Pero también son dos de los actores de una hoja de ruta que, paso a paso, va llevando a una ciudad alicantina a convertirse en una opción turística firme para el potente mercado chino. Estos dos jóvenes se casaron en Villena el pasado 12 de marzo, a los pies de una impresionante fortaleza del siglo XII, ataviados como auténticos reyes castellanos. Protagonizaron una de las cuatro bodas medievales previstas dentro de la XV edición de las Fiestas del Medievo y abrieron las puertas de la ciudad y su castillo a un mercado potencial de 1.400 millones de personas. Millones de ojos rasgados contemplaron a través de las dinámicas redes sociales chinas como la pareja y sus numerosos invitados chinos vivían el enlace embargados por la emoción. Una emoción provocada por el compromiso de la pareja, pero también por la oportunidad de retrotraerse a los usos y costumbres de una época reveladora de la historia de un país como España.

reducida 3

Imagen: Santi Cuéntame

La boda de Huá y Yuheng, que han adaptado sus nombres al imaginario español como Juana y Fernando, responde a una nueva acción del Ayuntamiento de Villena para adaptarse al mercado turístico chino. La ciudad se incorporó hace ahora un año a la red de ciudades Chinese Friendly y durante este tiempo ha trabajado para adaptar sus recursos turísticos al mercado chino de la mano de Nihao and You, Delegación de Chinese Friendly en la Comunidad Valenciana.

Una de las peculiaridades que presenta Villena como atractivo para el gigante asiático, son unas manifestaciones festivas ancladas en importantes momentos históricos, aderezadas con un espectacular boato y altamente participativas. Tanto sus Moros y Cristianos como las Fiestas del Medievo tienen tal potencia que son capaces de trasladar a la ciudad y a sus habitantes a otras épocas y a otras realidades. Son manifestaciones culturales, históricas y festivas que invitan a propios y extraños a retrotraerse varios siglos atrás sin apenas dar la opción de disfrutarlas como mero espectador.

Imagen: Fermin de Trazo Villena.

Imagen: Fermin de Trazo Villena.

IMG_2432 - copia

Imagen: Fermín de Trazo Villena

Imagen: Fermín de Trazo Villena

Imagen: Fermín de Trazo Villena

La boda medieval de Juana y Fernando fue importante por la expectación que provocó, ya que abría la ciudad y sus costumbres a unos visitantes poco habituales. Pero, sobre todo, fue un enlace emotivo y alentador, tanto para sus protagonistas como para la sociedad villenera. El motivo hay que buscarlo en la entrega, el cariño y el agradecimiento mostrado en todo momento tanto por la pareja como por sus invitados, que quisieron regalar a los asistentes emotivos discursos cargados de sensibilidad, sonrisas a raudales, gestos de reconocimiento y una canción china entonada por todos ellos al final de la ceremonia y que cautivó a todos los presentes. La ciudad de Villena, por su parte, les regaló la oportunidad de sentirse como reyes por un día, de bucear en su historia y en las costumbres del pasado y de convertir una boda en una experiencia “que jamás olvidarán” (sic).

reducida 2

Imagen: Santi Cuéntame

IMG_2411La presencia de un nutrido grupo de ciudadanos chinos entre los asistentes, integrado por los invitados, turoperadores y asistentes orientales que viajaron hasta Villena para ser testigos del exótico evento, hizo que la ceremonia fuera retransmitida prácticamente en directo a través de las redes sociales chinas. Fotografías, vídeos y comentarios publicados por todos ellos en WeChat y otras plataformas chinas despertaron la curiosidad de millones de seguidores que preguntaban sin cesar sobre el acontecimiento y la posibilidad de disfrutarlo.

Imagen: Santi Cuéntame

Imagen: Santi Cuéntame

Huá y Yuheng fueron por unas horas Doña Juana y Don Fernando. Sus invitados, ataviados como damas y caballeros medievales, frailes, nobles, doncellas o posaderos, vivieron y llevaron hasta el corazón de China los ecos del Medievo; bañaron a los novios con una lluvia de pétalos de flores frescas; brindaron con Fondillón, un vino antiguo que sólo se produce en el interior de Alicante y que fue referenciado por personajes como Shakespeare, Alejandro Dumas, Dostoyevsky o Defoe; presenciaron espectáculos de cetrería y batallas medievales. Y conquistaron, sin necesidad de alzarse en armas, el corazón de una ciudad que trabajó y colaboró plenamente para que su boda fuera inolvidable

reducida 4 reducida 5 reducida 8 reducida 9

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.